Las extensiones se adaptan a cualquier estilo de vida, pero hay que recordar que determinadas circunstancias pueden acortar la duración del punto de unión e incluso causar roturas.

Nadar con regularidad, especialmente en las piscinas, debido a los productos químicos, de estas, puede dañar el punto de unión. Se recomienda aclarar y secar la raíz tan pronto como nos sea posible.